11 de junio de 2018

COLOMBIA: PETRO Y DUQUE PAREJOS EN ENCUESTA PRESIDENCIAL

El próximo 27 de mayo serán las elecciones presidenciales en Colombia. Hasta ahora el candidato Ivan Duque, de tendencia uribista, supera al  de la centro-izquierda Gustavo Petro, ex intendente de Bogotá, según encuesta del CELAG. ¿ Colmbia continuará la seguidilla de elecciones donde el neoliberalismo triunfa por exiguos porcentajes?. 


Por CELAG

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica CELAG ha elaborado su tercer estudio cuantitativo de opinión sobre las elecciones presidenciales de Colombia, cuya primera vuelta está prevista para el próximo 27 de mayo. Este nuevo trabajo se suma a dos encuestas cuantitativas publicadas el 28 de febrero y 1 de abril, y al estudio cualitativo de opinión publicado el 21 de marzo.

El trabajo de campo de esta tercera encuesta fue realizado entre el 14 y el 28 de abril.

El estudio, dirigido por el coordinador del Área de Opinión Pública de CELAG Leandro Caruso, constó de 2.500 entrevistas presenciales efectuadas a personas que manifestaron su voluntad de votar. Es decir, se desechó a todas las personas que no explicitaron la intención de ejercer el derecho al voto o mostraron dudas al respecto. Asimismo, para la construcción de la muestra se seleccionaron 20 de los 32 departamentos del país, lo que supone el 92% del censo electoral y de entre estos 20 departamentos se eligió la ciudad más importante de cada uno, cubriendo de esta forma el 80% del censo. El margen de error oscila entre el +/- 1% y +/- 2,8% y el intervalo de confianza es del 95%.

La principal conclusión del estudio es que, si las elecciones tuvieran lugar hoy, Iván Duque y Gustavo Petro pasarían a segunda vuelta.

A continuación se detallan algunos de los principales datos contenidos en la encuesta:

La intención de voto a Presidente a menos de un mes de la cita electoral otorga el primer puesto al candidato Iván Duque con 34%, seguido de Gustavo Petro con el 30,1%.
En un lejano tercer lugar se ubica Sergio Fajardo (14,2%); luego le siguen Germán Vargas con 6% y Humberto de la Calle con 2,9%.
El nivel de indecisos (5%) y voto en blanco (7,2%) se mantiene estable respecto de la última medición, lo que indicaría que existe transferencia de votos entre los candidatos.
Sergio Fajardo continúa siendo el candidato con mayor imagen favorable (49,9%), pero ello no se traduce en su intención de voto: ésta muestra una clara tendencia decreciente, pasando de 21,1% en febrero, a 17,5% en marzo y 14,2% en abril. Algo similar ocurre con la tendencia a la baja de Vargas Lleras y Humberto de la Calle, que siguen perdiendo votos a medida que avanza la campaña.
A un mes de la contienda, el país ya vive un fuerte clima electoral que se observa en dos datos: 1) mientras que en febrero solo el 35,1% de los encuestados sabía la fecha de la elección presidencial, en abril son el 85,3% de los consultados los que conocen con precisión esa fecha. 2) Todas las candidaturas presentan en esta medición un nivel de instalación cercano al 90%. Es decir, 9 de cada 10 encuestados saben quiénes son los candidatos presidenciales.
El estudio muestra un clima de marcado descontento con la gestión del presidente Santos, desaprobada por 7 de cada 10 colombianos.
No obstante, ello se da en el marco de un cierto optimismo respecto al futuro: 7 de cada 10 colombianos cree que su situación económica personal será igual o mejor dentro de un año.
Entre las principales preocupaciones señaladas por los colombianos destacan los problemas de empleo, la salud y la corrupción, mencionadas por más del 50% de los ciudadanos como los temas de la agenda nacional más importantes para definir su voto.
En orden de importancia, el segundo grupo de principales problemas son educación, economía e inseguridad ciudadana.
En cuanto a imagen y conocimiento de los candidatos, destaca en esta medición el marcado aumento del nivel de conocimiento de Iván Duque, quien alcanza ya un 90,4%. Sin embargo, el candidato con mayor nivel de conocimiento es Gustavo Petro (92,5%).
El crecimiento del nivel de conocimiento de Duque está acompañado de un incremento de su imagen favorable que pasa de 32,6% en marzo a 46% en abril. Mientras que su imagen negativa se mantiene estable en las tres mediciones registrando en abril un 44,5%.
En el caso de Gustavo Petro, su imagen favorable crece 4,6 puntos respecto a la medición anterior, ubicándose en 42,7%, mientras su imagen desfavorable decrece en la misma proporción, de 53,7% en marzo a 49,7% en abril.
Preguntados por la experiencia y trayectoria de los presidenciables, el 6 de cada 10 encuestados no recuerda a Iván Duque ocupando un cargo, a pesar de haber sido senador. Este dato contrasta con el amplio recuerdo de Gustavo Petro, al que el 85,2% recuerda como Alcalde.
En cuanto a la relación entre autoadscripción ideológica e intención de voto se observan diferencias interesantes respecto de la medición anterior que explican la polarización de la contienda:

Duque capitaliza el voto de 9 de cada 10 encuestados que se autoidentifican como “uribistas”.
Disminuye la proporción de votantes que se autoidentifican como “de izquierda” y “progresistas” que eligen a Fajardo, volcando su apoyo ahora a Petro, quien ahora capta el voto de 9 de cada 10 “de izquierda” y 7 de cada 10 “progresistas”.
Además, Petro duplica la proporción de liberales que lo apoyan (3 de cada 10) respecto a la medición anterior.
Entre los que se declaran “apolíticos”, el 52,3% de los encuestados, es Gustavo Petro quien concentra la mayor proporción de apoyos (27,8%), seguido de Iván Duque (22,3%) y Sergio Fajardo (18,6%).

En un escenario potencial de segunda vuelta, entre Iván Duque (52,2%) y Gustavo Petro (47,8%), la diferencia observada a día de hoy es de sólo 4,4 puntos.
De continuar la tendencia a la polarización la segmentación por regiones apuntaría a una futura disputa por el importante caudal de votos de Sergio Fajardo en Antioquía-Eje cafetero, donde aún mantiene un 17,4% de la intención de voto y en la región Sur occidental donde el 16,7% de los encuestados se inclinarían por este candidato.
No obstante, es esperable que se produzcan cambios en la opinión pública y en los alineamientos con posterioridad al 27 de mayo como consecuencia del propio resultado electora


Fuente: Celag