21 de febrero de 2018

EL ALTO PRECIO DE LA REUNIFICACIÓN DE LAS DOS COREAS

 

La reunificación de Corea costaría unos 10 billones de dólares, opinó Leonid Petrov, experto en Corea del Norte e investigador del Colegio de Asia Pacífico de la Universidad Nacional de Australia.


"Los cálculos se basan en el costo de la unión de la Alemania Oriental y la Occidental. Se gastaron aproximadamente dos billones de euros durante dos décadas. Si la unión de Pyongyang y Seúl es pacífica, es muy probable que tres billones de dólares tengan que gastarse solo en igualar el nivel de bienestar en el norte y en el sur", afirmó el experto.

Según Petrov, el pago de esta suma recaería en los contribuyentes surcoreanos, puesto que la población de Corea del Norte es dos veces menor y su nivel de formación profesional es mucho más bajo que en el sur.

El investigador subrayó que se trata de unas sumas aproximativas ya que se desconocen las circunstancias en las que se produciría la teórica reunificación de la península.

"Podemos suponer que cuanto más tarde se produzca la unión, menor será su costo", señaló Petrov.

De acuerdo con el analista, la mayor parte de las inversiones sería destinada a infraestructuras, puesto que la de Corea del Norte se encuentra en muy mal estado. No obstante, el país está creciendo poco a poco, a pesar de las sanciones y el aislamiento tanto interior como exterior.

El experto opinó que el proceso de reunificación no sería muy largo.

"Hace diez años, cuando Corea del Norte y Corea del Sur comenzaron a cooperar como parte de la 'política del Sol', los dos países tenían proyectos comerciales y turísticos viables. (…) Se discutía el desarrollo de las instalaciones portuarias de la península coreana, vías férreas, carreteras, e incluso la posibilidad de extender la red eléctrica desde Rusia, así como el ferrocarril desde China y el Transiberiano a la península de Corea", recordó Petrov.

Sin embargo, los proyectos de la 'política del Sol' se suspendieron en 2008. Desde entonces, hemos asistido a una congelación profunda en las relaciones de las dos Coreas.

Desde aquel momento, ambos países detuvieron la cooperación comercial y cerraron las zonas de colaboración. Las familias, separadas desde la Guerra de Corea, volvieron a perder la oportunidad de verse y ahora ni siquiera pueden llamarse o cartearse.

"Creo que Corea del Sur tiene que pensar dos veces si realmente necesita un solo Gobierno en la península", sugirió.

El analista no hizo pronósticos acerca de la probabilidad de que Corea del Norte acepte la reunificación, pero aseguró que la administración de Kim Jong-un "no es propensa al suicidio".

"No creo que Corea del Norte ansíe ver el 'Armagedón nuclear' en la península coreana. En mi opinión, la diplomacia prevaldrá. Las noticias de que el Gobierno estadounidense está dispuesto a mantener negociaciones con los norcoreanos nos dan alguna esperanza de que la guerra no es inevitable", concluyó.


Fuente: Red SPUTNIK