13 de noviembre de 2017

ARGENTINA. LA PLANTA SOLAR DE CAUCHARI: UNA ESTAFA AL PUEBLO JUJEÑO

 El proyecto “Cauchari”, como lo planteó el gobierno provincial va a generar en el corto plazo más daños que beneficios, el autor desarrolla los motivos de lo que denomina "una estafa al pueblo jujeño". 
 


 Por Juan Giusti.

El 24 de Agosto de 2016 se promulga la ley 5949 en la que se declaran de interés Provincial los proyectos elaborados por JEMSE para la construcción y funcionamiento de plantas de generación de energía fotovoltaica dentro del territorio provincial.

Con esta ley se autoriza a obtener los empréstitos necesarios para la construcción y puesta en funcionamiento de plantas de generación de energía fotovoltaica a emplazarse en el territorio provincial, estableciendo un tope de cuatrocientos cincuenta millones de Dólares (U$S 450.000.000). 

El 16 de mayo de 2017, el gobierno de Jujuy anunciaba que el Export-Import Bank (Eximbank) of China financiaría las obras de infraestructura y energía para Jujuy. Se informó que abordaron el proyecto “Parque Fotovoltaico Cauchari I, II y III” por un total de 390.000.000 de dólares (sin impuestos), de los cuales 331.500.000 (85% del proyecto) serán financiados por el Eximbank, a una tasa del 3 % anual y un período de 5 años de gracia.

Para completar el aporte necesario para construcción de la obra, el 8 de junio de 2017, la Legislatura de Jujuy, en una sesión que considero que es nula de nulidad absoluta, con solo 31 diputados (se necesitaba obligatoriamente 32) aprobó el endeudamiento de Jujuy por 92 millones de dólares para ser invertidos en Cauchari para el pago de Impuestos y/o Derechos Aduaneros (Ley 6019) 

Hace unos días nos enteramos que los jujeños nos endeudamos en un 230% más de lo “autorizado” por la Legislatura de Jujuy (210 millones de dólares), a un plazo impagable y exiguo (porque es a 5 años), y a una tasa altísima (8,625 % anual). No se explicaron cuales son las condiciones del bono, si hay periodo de gracia, garantías, que otros intereses hay en caso de default, y cuál es la jurisdicción en caso de litigio, es decir no hay folleto de la emisión, cuestión normal y habitual en este tipo de operaciones.

Luego de esta emisión la deuda de la Provincia alcanzaría los $17.500 millones al cierre de 2017, equivalente al 62% de sus ingresos operativos.

¿Te acordás que decían que pagándole a los buitres iban a bajar las tasas para el país y las provincias? Bueno, volvieron a mentir. Son altísimas las tasas en dólares que nos están cobrando.-

Te cuento que el proyecto “Cauchari”, como lo planteó el gobierno provincial va a generar en el corto plazo más daños que beneficios, ya que:

a) No vamos a poder cumplir con los plazos comprometidos en la construcción de la obra, pagando 12.500.000 de dólares mensuales de multas. En una razonable hipótesis de un plazo de obra de 800 días, el riesgo asumido por el Gobierno de Jujuy es de 130.000.000 de dólares totales de multa.-

b) ¿Cómo se va a conectar el parque fotovoltaico con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI)? La Puna Jujeña no posee líneas de transmisión en alta tensión vinculadas a la red. Por lo que hay que realizar un nuevo tendido. Y se olvidaron de colocarla en la propuesta. Para ello el Ministerio de Energía construirá la Estación Transformadora (EETT) del Altiplano, cuyo presupuesto ronda los 50.000.000 de dólares, a fin de que se enganche Cauchari con el Sistema Interconectado Nacional de Energía Eléctrica.

c) ¿Cómo se paga esa obra “olvidada”? La resolución 1/2003 de la Secretaria de Energía nos dice: “Los costos de inversión, operación y mantenimiento de las Obras de Adecuación serán abonados por todos los Agentes Demandantes, incluida la demanda de exportación, en proporción a su participación en el pago de los cargos por Servicios Asociados a la Potencia”.

Es decir que la que la obra de “Cauchari” no es de 390.000.000 de dólares, sino de 440.000.000 de dólares, por lo que la ecuación económica no es la inicialmente presentada por el Gobierno de Jujuy. A lo que hay que sumarle impuestos de importación, ya que el 78 % de los bienes del parque solar Cauchari, son de fabricación extranjera. Algunos números que andan dando vuelta hablan de 540.000.000 de dólares.

Sumado a eso, el financiamiento al 8,625 % del bono verde, no es lo mismo que al 3% del Exim Bank of China, lo cual cambia también la ecuación económica de la obra.-

d) Otro costo que hay que sumar al bono verde, son las comisiones que se pagó la Provincia de Jujuy por la emisión de bonos por 210 millones de dólares, más el informe solicitado a la calificadora de riesgos “Standard & Poor’s”, donde calificaron a los bonos jujeños como “un bono B-“ para el mercado crediticio (bono basura en la jerga de los mercados https://www.bbva.com/es/que-son-los-bonos-basura/ ) aunque el texto de informe, habla más de que los bonos emitidos por la provincia de Jujuy, calificarían como “C”, ante el mercado financiero.-

El perfil crediticio de Jujuy refleja déficits fiscales estructurales derivados principalmente de su limitada capacidad para recaudar impuestos debido al bajo nivel de ingreso per cápita y a un gasto operativo inflexible alto, compuesto en su mayor parte por pagos de salarios.

e) La planta solar de CAUCHARI, en su máxima producción, puede facturar 65.700.000 de dólares anuales, sin considerar que:

1.- Ese monto es de facturación bruta. De allí hay que restarle los costos de operación, explotación y mantenimiento de la planta y los impuestos que gravan las actividades económicas realizadas.-

2.- Que la radiación solar sea constante durante 10 horas mínimas diarias, los 365 días del año. Un día nublado, y ya cae la facturación, porque la radiación solar no es la misma, y por ende la producción es menor.-

3.- Luego hay que restarle la participación societaria de los chinos, que es un 20 %, y de las comunidades originarias que son un 2 % de las ganancias.-

4.- Hay que amortizar los créditos, cuyos intereses son altísimos, en especial el crédito del “bono verde”, del cual sólo se conocen solo los intereses compensatorios (8,625 %), pero no los intereses moratorios y punitorios.-

5.- No se conocen las condiciones de los préstamos. Muchos préstamos de este tipo impiden la distribución de dividendos hasta tanto no se cancele el servicio de la deuda.

Una estafa muy grande en Jujuy

La obra, por muy loable y necesaria que es, terminará siendo una tremenda estafa al pueblo jujeño, quien financiará un proyecto donde la ecuación económica es deficitaria, y se están usando cómo garantía del pago de esa deuda, los ingresos que recibe la provincia por coparticipación federal de impuestos, ya que el proyecto no puede financiarse a sí mismo en el corto plazo ni en el mediano plazo. Esas obras habitualmente se financian a 30 años en el mercado de capitales.-

Según el informe de “Standard & Poor’s” el efectivo libre y las reservas de Jujuy serán insuficientes para cubrir el servicio de deuda proyectado para 2017. En marzo de 2018 debe realizarse el primer pago de capital mas intereses sin haber generado ingresos el proyecto.

Tampoco se van a generar los puestos de trabajos prometidos (1.600) de manera permanente. Puede ser que mientras se construya, se generen esos puestos, pero terminada la obra, es un rotundo NO. El plantel será de 50 a 60 empleados. Con esa cantidad de dinero (540.000.000 millones de dólares) se podrían haber generado más puestos de trabajos y más permanentes, si el destino productivo hubiera sido otro. Aunque esa es una discusión política, que el Gobernador Morales, se negó a dar. 

Intento someramente demostrar los diferentes “relatos ” en torno a la planta de Cauchari. Muchos de los datos fueron conseguidos leyendo las publicaciones del propio gobierno de Gerardo Morales, consultando con especialistas, leyendo publicaciones especializadas,  e investigando sobre obras similares en el mundo, ya que la documentación que mandó el Gobernador Morales a la Legislatura para que le aprueben los créditos es insuficiente, y a pesar de las críticas de la oposición, los diputados del oficialismo radical y haquinista, le aprobaron todo lo que mandó, confirmando otro de los “relatos”, en este caso, el “relato” de la transparencia de los actos públicos.-

 

 


Fuente: QuepasaJujuy