24 de agosto de 2017

CARDENAL PAROLIN: LOS IMPORTANTES MOVIMIENTOS DEL SECRETARIO DE ESTADO VATICANO

El Secretario de Estado del Papa Francisco se reunió con el Presidente ruso; Vladimir Putin en la residencia veraniega de Bocharov Ruchei, en Sochi, a orillas del Mar Negro. Putin afirmó que «Los valores humanitarios comunes, que son defendidos por la Santa Sede, son la base de las relaciones entre la Federación Rusa y el Vaticano, así como del diálogo entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa». Expresó además su aprecio porque «los acuerdos alcanzados durante mis contactos con el Papa Francisco son puestos en práctica constantemente». 

Durante la conferencia de prensa conjunta con el Ministro de Exteriores ruso, Parolin expresó que “Rusia puede ayudar a superar” la situación de crisis en Venezuela porque “tiene una larga tradición” de relaciones con ese país sudamericano y “puede favorecer la negociación, que es la única vía que la Santa Sede ve para salir de esa situación”. Ambos recordaron que, “hay muchos factores externos que pueden ayudar” a que Venezuela salga de la crisis, “llamando a las partes a la pacificación nacional, teniendo en cuenta todos los intereses de la población”.

 

 

 


 Por Ary Waldir Ramos Díaz - AFP - 23/8/17

El cardenal Pietro Parolin se encuentra desde hace tres días en visita oficial en Rusia. Y sus encuentros con las altas autoridades civiles y religiosas ya llevan el signo de unidad en la diversidad y una agenda común internacional por los países y pueblos que más sufren.

La diplomacia vaticana se mueve al paso del ritmo del pontificado del papa Francisco por las nuevas fronteras donde llevar apoyo y olvidar las diferencias por un bien superior.

En efecto, el “común apoyo a los cristianos de Oriente Medio ayudará impulsar las relaciones entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa para llevarlas a un nivel más alto”, confirmó el patriarca de todas las Rusias, Cirilo I, durante el encuentro con el secretario de Estado vaticano, Parolin, llevado acabo este martes 23 de agosto en la residencia patriarcal del monasterio de S. Daniel en Moscú, según informó, la agencia AsiaNews.

Este esfuerzo por ayudar a los cristianos perseguidos también contó con el apoyo manifiesto del gobierno ruso.

“Nuestra Iglesia participa activamente en el destino de la ayuda humanitaria para las víctimas del conflicto en Siria y los otros estados de Oriente Próximo. Y en este trabajo es muy importante contar con el más amplio apoyo de todo el mundo cristiano”, dijo Cirilo I.

“Creo que las relaciones mutuas entre la Iglesia ortodoxa y la Iglesia católica para asegurar la ayuda humanitaria en Oriente Medio serían un factor importante de unificación; la coincidencia de posiciones nos da la oportunidad de hacer planes concretos en este sentido”, añadió.

El jefe de la Iglesia ortodoxa rusa recordó que ya existe un grupo de trabajo conjunto lanzado en 2016 y expresó la esperanza de que la continuación del trabajo común impulse nuevos proyectos para llevar socorro a los cristianos en la región.

Igualmente, los representantes de ambas Iglesias cristianas conversaron sobre la situación en Ucrania. El patriarca sostuvo que la Iglesia debe ser un factor de paz y no entrometerse en el conflicto.

“Cuando los seres humanos están en conflicto entre sí, la Iglesia no puede jugar cualquier otra función que construir la paz”, aseveró Cirilo I.

Un aspecto más entrañable ha sido el intercambio de reliquias entre ambas Iglesias, en este caso, el intercambio de la reliquia de San Nicolás el Taumaturgo, traslación que habían acordado el papa Francisco y el patriarca Cirilo I durante su reunión histórica en La Habana en febrero de 2016.

Por su parte, el cardenal Parolin ha señalado que estos gestos de encuentro y acuerdo son pasos significativos en las relaciones entre ambas Iglesias.

“Este aspecto acelera nuestro avance en las relaciones entre nuestras Iglesias. Por supuesto, yo estaba muy feliz de ver que este evento tuvo lugar, y cómo fue bien recibido por la Iglesia ortodoxa rusa, y estoy encantado con los resultados de la misma. Se puede decir que una de las consecuencias de la llegada de la reliquia es el nuevo clima, nueva atmósfera positiva que ayuda a comunicarnos entre nosotros, un pequeño ladrillo en la construcción de una nueva relación”, dijo el representante de la Santa Sede.

Finalmente, los periodistas preguntaron si se planea un nuevo encuentro entre el papa Francisco y el patriarca. Sin embargo, la respuesta fue seca: “Por ahora no”. En la mesa, se encuentra la respuesta necesaria a los desafíos de la declaración conjunta firmada por Francisco y Cirilo en la Habana.

Precisamente, la visita a Moscú del Secretario de Estado, se encuentra bajo el signo del diálogo ecuménico. Lo dijo el mismo cardenal en una entrevista a la agencia de noticias rusa Tass.

Aquel encuentro, observa Parolin, ha servido “para dar nuevos ojos para mirarse no con el trasfondo del pasado” sino con aquel de la “comunión deseada y perseguida”. Es esta la condición, agrega, “para que se puedan dar nuevos y, agregaría, inéditos pasos para el desarrollo del diálogo ecuménico” entre católicos y ortodoxos.

Parolin y el ministro ruso

Por otro lado, el cardenal Parolin también se encontró el miércoles en la tarde con el ministro de exteriores ruso, Serguéj Lavrov, en su segundo día de su visita a Moscú.

La Santa Sede ha confirmado el interés en “consolidar nuestras relaciones bilaterales”. “La lucha contra el terrorismo, la paz, la justicia y la familia” se encuentran entre los temas tratados por los representantes diplomáticos.

Asimismo, conversaron sobre la necesidad de trabajar “en las relaciones entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa, y multiplicar los esfuerzos de cooperación para las emergencias globales, empezando por los dramas que viven los cristianos en África y en Oriente Medio, asimismo en las crisis en Ucrania y Venezuela”.

El cardenal Parolin confirmó que Moscú y la Santa Sede  están en sintonía en la búsqueda de “soluciones pacíficas a las crisis” en el mundo y “la lucha contra el terrorismo, el diálogo interreligioso, el refuerzo de la justicia social y los valores de la familia”.

En este encuentro, también se recordó el encuentro de febrero de 2016 en La Habana entre el papa Francisco y el patriarca Kirill, que fue definido como un “deshielo”.

Venezuela

Por último, durante la conferencia de prensa conjunta con el ministro de exteriores ruso, Parolin expresó que “Rusia puede ayudar a superar” la situación de crisis en Venezuela porque “tiene una larga tradición” de relaciones con ese país sudamericano y “puede favorecer la negociación, que es la única vía que la Santa Sede ve para salir de esa situación”.

Ambos recordaron que, “hay muchos factores externos que pueden ayudar” a que Venezuela salga de la crisis, “llamando a las partes a la pacificación nacional, teniendo en cuenta todos los intereses de la población”.

Por su parte, el canciller de Rusia, Lavrov, subrayó que “lo más importante” es que todas las fuerzas externas llamen a las partes “al consenso nacional” y busquen un compromiso que les permita construir su país “teniendo en cuenta los intereses de todos los sectores de la sociedad y las fuerzas políticas”.

 

 


Fuente: AFP